¿ CUÁL ES EL SENTIDO DE LA VIDA?

Cuando estamos enamorados de alguien ¿nos preguntamos las razones por las que lo amamos? , de la misma manera aquel que ama la vida encuentra en ese amor algo más satisfactorio que cualquier sentido.
Dostovieski invitaba a «amar la vida más que a su sentido» a lo que Alber Camus complementaba diciendo » cuando el amor a la vida se pierde ningún sentido puede consolarnos», y ese amor es una decisión en la que uno se va reafirmando, no es enamoramiento pasivo sino un amor proactivo y activo que tiene como efecto connatural un enamoramiento de la misma, todo lo que nos ocurre puede ser abrazado, un abrazo que va más allá de la aceptación y el rechazo, que trasciende a ambos y a toda interpretación, un abrazo ecualizador del sentir que va creando una experiencia armónica ,pacífica y plácida.

Exigirle sentido es una condición que le ponemos para amarla, en el amor las preguntas del sentido se diluyen, pues esa expansion del amor es la que nos hace sentir el sentido. Esa experiencia es la que satisface nuestra pregunta, hablamos de sentido y sin embargo solicitamos un sentido pensado y racional, sin embargo cuando la vida nos lleva a experiencias de «muerte» que destruyen nuestros esquemas y concepciones entonces nos topamos con la impotencia desde la que brota como un surtidor inacabable el amor incondicional y misericorde que nos acoge y sostiene y que inunda el Universo entero.

Si la vida no tuviera un sentido, ¿la amarías igual? ¿Y si ese sentido fuera más allá de la lógica humana y las pretensiones personales?
Si amas la vida buscando un efecto, tu amor se verá condicionado a la obtención de los resultados que buscas y depondrás tu actitud ante los reveses del camino que den un giro a tus planes, el amor del que hablo no es un amor «para» es un amor «por» amor, un amor devocional que encuentra su templo en sí y se expande omnidireccionalmente y a través de ti, un amor para el que eres indescriptiblemente importante y valioso, que te atraviesa desde tu apertura como el cauce refrescante y abundante de un rio, un amor que es pleno y a la vez eterna e infinitamente expansivo, ese amor crea más amor en sí mismo, cuando se reconoce, crea experiencia plena de sentido.

En el amor se diluyen las preguntas, se derrite la lucha y los conflictos mentales y emocionales. El amor es la respuesta.
Cuando una persona dice con pesadumbre que siente que la vida no tiene sentido no es porque sienta una sensación neutra, lo que experimenta es el efecto de un sentido más o menos consciente que le está dando, un sentido basado en la desconfianza , la desesperanza y el desamparo, una «direccionalidad» de perdición. Observar esto nos permite cuestionar ese supuesto sentido qur es en sí una mirada que se sostiene muchas veces en una percepción de un mundo injusto y cruel, no se trata de superponer una visión impostada de perfección o color rosa, sino de simplemente cuestionar la que tenemos y abrirnos a que el amor nos llene, dejar entrar el amor a todos los lugares donde le negamos entrar y de esa manera sumergirnos día a día es la radical motivación esencial de dejarnos amar desde adentro en cada momento que es la manera en la que el amor ama a través nuestra, nos sentimos totalmente amados y a salvo en nuestra amable responsabilidad de abrazarlo todo.

Sergio Sanz Navarro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s