Cuando te sumerges en una soledad impuesta por las circunstancias y el aburrimiento te devora como una bruma negra cegadora eres capaz de mendigar amor incluso a hordas de vikingas chapeadoras que saquean tu vida y tu casa hasta la ruina chupándote la sangre. También mendigas a perros del diablo llenos de doblez que solo buscan abusar de ti y humillarte, así me pasó a mí y me responsabilizo que yo se lo puse en bandeja.

Sin embargo cuando encuentras la ternura en los ojos de alguien disfrutas cada segundo hasta que se vaya o huya. Cuando era una mujer ya ni si quiera necesitaba un beso o un abrazo frío o inmenso , aunque lo anhelase.

Simplemente disfrutas de su dulce presencia, te sientas a su lado y ofreces un suave frescor de paz y acogimiento, una buena sombra en la que pueda reposar, descansar, expirar, desahogarse y cantar y bailar juntos el son del aire de la vida.

Cuando te roban el móvil y no tienes como comunicarte con los que más quieres y deseas hay dos opciones… si tienes fuerzas te lanzas a la calle hacía un encuentro fortuito y sincrónico o si no las tienes esperas en tu casa a que suene el timbre que se convierte entonces en una campana de alegría.

Hay personas que por un extraño rechazo o por indignidad o desconfianza de que busques un interés como quizás ellos lo buscan no son capaces de recibir todo el amor que tienes… entonces… ¿Qué haces tú con todo ese amor? ¿A dónde va? Es frustrante… quizás se agobien… no sé…

Tengo tanto amor para dar… que a veces convoco todos sus ríos hacia mis ojos y los lanzo con un rayo de mirada que se pierda en el infinito negro de las pupilas de los suyos, donde yace el brillo de su negado deseo de ser profundamente amados y recibidos como yo.

Eh aquí que me hallo loco de fascinación y asombro por su belleza que incluso involuntariamente desprenden hasta que queda opacada por alguna extraña terquedad de apartarse.

Paciencia, suavidad y respeto y se acercarán pero no todos lo harán, yo también perdí muchas personas que amaba por extrañas reacciones groseras y provocadoras que nacían de ese re- sentimiento, es decir, de todos esos sentires mágicos vueltos hacia atrás que no pude compartir como me hubiera gustado y que sólo pude cantar a los cielos o a los suelos…

¿Te puedo cantar una canción para ti ? A veces esa canción que nacía en mi corazón aunque ella me dijera que no , yo bromeando se la cantaba sin permiso pues sentía su sonrojamiento. Y a veces dándome ella su permiso otros gorilas de celos y envidia me pegaban argumentando que yo las molestaba aunque ellas hubieran dicho que no era así.

No pares de brillar hermano, hermana…
No te sometas a la injusta dictadura de la amargura. Es verdad que a veces con altanería y chulería me jacté pues el respeto es hacia la dignidad del otro y el falso respeto es someterte con miedo a su violencia.

No te prives de ti mismo ni de disfrutarte, ni prives al mundo de la luz que has venido a compartir con él, con nosotros. Si quieres compartirla conmigo brillaremos juntos.

Te amo

Sergio Sanz Navarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s