CUANDO EL MIEDO TE ACORRALE EN SU SOLEDAD Y EL DESAMPARO TE ZARANDEE…

Respira… y si quieres dile al miedo : ven aquí… al calor del amor que mana de este corazón.

Respira… y si quieres dile a la tristeza : ven aqui… para que se deshoje y germine flor de compasión.

Que pueda suavizarse el temblor en la calma que se vierte en la misericordia y el misterio del dolor se disuelva en el agua clara del perdón.

Y que tu vida se armonice en la canción de esta diáfana tarde y que la noche se convierta en un manto púrpura de oxígeno donde las arcanas plantas metabolicen el ruido del desasosiego y se colme de paz tu inocente cuerpo.

Que las armas se oxiden y no haya más gritos que de orgasmos y gemidos de placer y vítores de celebración, y que la existencia te mezca con su soplo de silencio y su arrullo sinfónico.

Que las tensiones se deshagan y no haya más muerte ni clamor de desdicha, que los humanos nos comprendamos en el lecho sereno de lo inevitable y no se apoque tu cara ni se frunza tu ceño en el desdén y el agotamiento.

Que las lágrimas sean tu descanso y el aire te renueve por dentro y que los bolígrafos no fallen al ofrecer su tinta a la poesía.

Que el azul celeste y el blanco del cielo sean la patria donde se expande tu éxtasis.

Que despiertes del oscuro sueño de la culpa y la magia incomprensible de la Unidad te devuelva la sonrisa y te sientas a salvo en la Eternidad.

Sergio Sanz Navarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s